Competitividad

img_competitividad¿Puede haber algo más importante para una empresa que la innovación exitosa?

1. Lo más importante para una empresa son sus clientes, el valor que se crea para servirlos, y la cosecha de ese valor que se da luego en las transacciones y relaciones de largo plazo con esos clientes. Proponerles y entregarles el mayor valor posible dentro del campo de acción de cada empresa; descubrir dónde está el valor, traducirlo en productos transables, ponerlo en “los ojos” y en “las manos” del mercado, todo esto, es algo que sólo es posible vía mucha innovación.

2. Pero también cabe afirmar que lo más importante para una empresa es lograr utilidades, periodo tras periodo, para seguir creciendo, para poder seguir invirtiendo, para poder tener satisfechos vía la recompensa en dinero a dueños y empleados. Las utilidades se originan en las transacciones y relaciones de largo plazo con los clientes: múltiples transacciones, cada una de mucho valor, con clientes de por vida, traduce mucho dinero.

3. Y así mismo ¿no es lo más importante para una empresa su eficiencia y eficacia en tanto fábrica, es decir su productividad, pues sólo así podrá aspirar a tener utilidades resultado precisamente de una operación de fabricación y venta, eficiente y eficaz de sus productos? Definitivamente sí, sólo que antes de construir y gestionar una línea de producción hay que tener un negocio. Y esto significa entendimiento profundo acerca del valor en el mercado que se va a servir. Los inventarios nunca traducen directamente utilidades, sólo lo hacen cuando se convierten en transacciones y relaciones de largo plazo con clientes, que valoran ese inventario y por tanto están dispuestos, voluntariamente, a entregar su arduamente ganado dinero a cambio de conservar ellos el producto, lo producido por la fábrica, ojalá con eficiencia y eficacia.