Innovacioncita (bueno, no tan pequeña :-)

Estoy mamado de las encuestas que pretenden medir mi satisfacción con el servicio recibido: en restaurantes por ejemplo (pero la “mamada” aplica a muchos otros escenarios de negocio-o no negocio-servicio)

No me gusta (entre otras):

1. Que siempre preguntan lo mismo.
2. Que nunca sé qué diantres pasó al cabo.
3. Que ocupan mi tiempo y atención, y no veo claro qué recibo a cambio.

Consecuencia: cada vez las respondo menos y con menos ganas :-/

Lo cual no es buena cosa para los escenarios de negocio-o no negocio-servicio 🙂

***

Sugiero (quisiera verlo por ahí)

1. Que la “encuesta” fuera una “app” en “la tablet” o en “el phone”; que llegado al sitio-escenario se activara (mejor, que pidiera permiso de hacerlo) automáticamente, invitándome a “participar”.

2. Que por supuesto la “app” tuviera memoria de todas mis visitas y calificaciones anteriores, y “actuara” en consecuencia.

3. Que “participar” fuera algo que sucediera, ¡jugando!. Por ejemplo un juego que me permita “jugar” con el mesero un juego (valen todas las redundancias 🙂 cuyo resultado sería que sube o baja la propina que se va a ganar; cool! (esta relación inmediata entre nivel de satisfacción, recompensa y actuación del vendedor es clave para todos los “juegos”). Por ejemplo un juego que me permita “jugar” con los demás comensales un juego (valen todas las redundancias 🙂 cuyo resultado fuera un agregado de buen o mal ambiente right now en el restaurante que despertara right now de su siesta al administrador local y/o al dueño de la franquicia 6.000 kilómetros más al norte (del planeta),

y

s
u
c
e
d
i
e
r
a
n

cosas 🙂

En fin, esa es la idea.

No Comments Yet.

Leave a comment